domingo, 12 de febrero de 2012

Corazones de bizcocho: de plátano y canela, sin gluten y sin lactosa


Esta tarde nos habían invitado a merendar. Quedamos en llevar nosotros el bizcocho, que ya estamos acostumbrados a nuestras "limitaciones" dietéticas, y así no nos arriesgábamos a quedarnos con hambre.

Pero me he levantado con una contractura que no me podía ni mover. Hacía años que  no me daba una así, no sé si por gracia o por desgracia. Y hoy ha tocado. Me he dado un baño, Guardabosques me ha dado masajito con aceite especial, me he tomado las pastillas... pero nada. Así que decidí que Pollito y él se fueran de pingo mientras yo me quedaba de mantita y sofá.

Pero a medio día ya  podía más o menos moverme, y he pensado que si me quedaba en casa iba a ser peor. Total, sofá también tienen nuestros amigos, y así, por lo menos, me olvido de que me duele. ¡Ostras, el bizcocho! (¡Ahí va, los donuts!).

Corriendo, me he puesto a buscar una receta que fuese fácil, pero sobre todo rápida. Mi espalda no aguantaba más de diez minutos de pie... Y encontré ésta, del libro "Babycakes", del que ya os hablé en esta otra ocasión. Por cierto, cada vez me gusta más este libro. Y me he acordado mucho de Núria, de CocinArte, que tiene que seguir una dieta muy estricta, y a la que este libro le encantaría. La receta no lleva gluten, ni lácteos, ni huevo, ni azúcar. Así que además de rica ¡es sana!


Tengo los ingredientes en "tazas" (cups), pero me duele la espalda, y no me apetece convertirlos a gramos. Yo hice la mitad de las cantidades que vienen en el libro, porque total, ellas en la misma receta sólo usan la mitad de la masa para hacer el bizcocho (no, yo tampoco entiendo por qué).

Ingredientes:

1 taza harina de repostería (en mi caso, 1/3 harina de arroz, 1/3 maizena y 1/3 harina de garbanzo)
1 cucharadita de café levadura de repostería
1 cucharadita de café de bicarbonato
1 cucharadita de café de goma xantana
un pellizco de sal
1 cucharadita  de café de canela
1/4 de taza de aceite de oliva suave
1/3 de taza de jarabe de ágave (yo puse mitad ágave, mitad sirope de arce, que le da un saborcillo muy muy rico)
1/3 de taza de leche (normal, o sin lactosa, o de arroz)
1 cucharadita de café de azúcar avainillado o esencia de vainilla
2 plátanos en trozos
Virutas o gotitas de chocolate (opcional)

Echar todos los ingredientes en un vaso batidor (en mi caso, en la termomix de mi vida). Batir todo junto un par de minutos. Vamos, que más fácil y los sacas hechos del armario.

Verter en el molde. Yo tenía unos moldecitos con forma de corazón pendientes de estrenar, y me parecía muy apropiado para estas fechas (se acerca San Valentín). Además, así se hacían antes, que teníamos mucha prisa. Para decorar, puse gotitas de chocolate negro formando "I "corazón" U", más propio imposible.


Se mete en el horno, precalentado a 180ºC. En mi caso, con los tres moldes, en 30 minutos estaban doraditos y el cuchillo salía limpio. Supongo que si lo pones en un solo molde, tardará un poco más.

Dejar reposar 5-10 minutos en el horno mientras abres la puerta muy despacito. Luego dejar reposar ya fuera del horno, 15-20 minutos más, desmoldar y comer.


Queda super esponjoso, y riquísimo. Y fácil y rápido.
Que no han quedado ni las migas, vamos.

Edito: ya está entregada la ILP de la que hablábamos "ayer". Ahora a esperar, y luego a conseguir 500.000 firmas (ahí es ná). Muchísimas gracias a los que lo habéis hecho posible.

Teresa Marías www.psicologiaveterinaria.es

12 comentarios:

  1. Seguro que están riquisimos! Y la decoración de I love you me ha encantado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues duraron como 5 minutos, ¡y sin azúcar ni nada!

      Eliminar
  2. Pues para haber invertido poco tiempo no has podido tener mejor resultado. Tienen una pinta fabulosa.
    Y tu contractura? espero que mejor. Yo llevo un año fatal de tensiones y luego se pagan. Cuídate.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mi espalda está más o menos igual. Ahora mismo llamo al fisio, a ver si me puede arreglar un poquito. No sé si serán las tensiones, o los 11kg de pollito, o haberme saltado la dieta... o un mix mortal.

      Eliminar
  3. ¡Huy!.. Pues voy a avisar a Núria de cocinArte por si no lo ha visto. Están geniales... Me alegra que decidieras no quedarte solita en tu sofá.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, hace tiempo que ví que lo peor era quedarse uno solo. Si puedes andar, ¡a la calle!

      Eliminar
  4. Sólo puedo decir una cosa: Ñam!!!!!!
    Espero que andes mejor de tu espalda! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Mo!
      De la espalda estoy más o menos igual, pero ya tengo cita para el fisio...

      Eliminar
  5. Querida Teresa, me avisó Lourdes!! y estoy encantada y emocionada, por que hayas pensando en mi. En serio.. tu bien sabrás que cuando tienes estos problemillas como los nuestros, muchas personas incluso las más cercanas no se ponen en nuestro lugar (eso no me ha ocurrido nunca a mi.. antes de tener mi problema..siempre me he preocupado por estas cosas), así que alguien como tú que no me conoce, haya pensado en mi a la hora de elaborar esta receta y pensar en que me puede interesar este libro, me da una enorme alegría!! en serio. Gracias por la receta, cambiaré un poquito la receta, por aquello de la maizena, y la levadura (nada del otro mundo) y seguro que me encantarán.

    Tienen un aspecto estupendo!! espero que ya te encuentres mejor, esto de las contracturas es fatal.. Bss..y un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Núria,
      pues es que mi cuñada lleva una dieta muy parecida (es celíaca, no tolera la leche, proteína poca, azúcar nada...). Y yo la hice una temporada, al principio de diagnosticarme la espondilitis. Así que ya ves, una que se ha concienciado "a la fuerza".
      Y de verdad que te gustaría el libro. La mitad de las recetas se hacen con espelta, y las que no, seguro que cambiando el almidón de maíz por almidón de patata o arrurruz queda igual. Como la levadura es "química" (de la de repostería), supongo que la podrás cambiar por gasificante. Yo el tiempo que estuve con la dieta así de estricta echaba de menos el dulce que no podía más. Si me hubieran regalado este libro ¡¡habría sido mucho más feliz!!

      Eliminar
  6. No tengo estos moldes!!! jajajaja Qué bonitos con el choco por encima :)

    ResponderEliminar
  7. Teresavet, pues lo voy a mirar. Tengo varios pendientes de comprar.. pero este lo pongo en mi lista. Yo uso la harina de espelta, pero también me van bien la harina de arroz o de alforfón, ya que al no contener gluten son aún mejor. Si es cierto con tu espondilitis supongo que te recomendaron un cambio de dieta, pero claro seguramente la celiaquía y la espondilitis está relacionada, como en mi caso la artritis y la disbiosis e intestino permeable ;), cuestión del sistema inmunitario.. Gracias de nuevo.

    Besos

    ResponderEliminar

Me gusta saber que estás ahí