domingo, 11 de noviembre de 2012

Dar de comer al celíaco

Come conmigo pero sin gluten
Una de las muchas dudas sobre la celiaquía, no la tiene el propio enfermo, sino su familia.

¿Y yo qué te hago para comer? Es una pregunta que todos hemos oído un millón de veces. Nuestra familia y amigos se sienten inseguros, no saben cómo cocinar para nosotros. Al final, muchas veces meten la pata con su mejor intención, directamente te piden "mejor tráelo tú", porque no se sienten capaces de hacerlo.

Pero cocinar para un celíaco no es tan complicado, voy a dar unos consejillos prácticos para facilitar la vida a la familia.

Qué podemos comer: 

Bueno, pues en principio cualquier cosa que NO TENGA: trigo, avena, cebada o centeno. El más problemático es el trigo, y se encuentra en la harina, el pan, pan rallado, pasta, cereales de desayuno, besamel, rebozados para carne o pescado... Ésas son las cosas en las que se encuentra inevitablemente.

Así que, no fallarás si nos das:


- Arroz de cualquier tipo
- Guisos de patatas
- Guisos de legumbres
- Cualquier carne o pescado a la plancha o al horno: con cualquier marisquito o solomillo llegamos puntuales a cualquier comida :).
- Ensalada o verduras

Dónde puede haber gluten "escondido":

- Cubitos de caldo y caldo de brick: la mayoría tienen gluten. Los cubitos del mercadona son aptos, y el caldo de brick de Hacendado, el de Aneto y el de Gallina Blanca también. El resto (Maggi, Knorr, Starlux...) no lo son.
- Tomate frito: algunos tienen el gluten como espesante. Los del mercadona son aptos, Orlando, Hida y Solís también, el resto hay que fijarse. Por supuesto, el casero es sin gluten.
- Embutidos: chorizo, morcilla, bacon, jamón de york, mortadela, lomo embuchado, salchichón... Hay que leer la etiqueta. Ante la duda, no usar.
- Especias y colorantes: todos los que vengan en grano, son aptos. Los molidos, hay que tener cuidado. Los del mercadona vienen etiquetados, el pimentón de la vera con denominación de origen no tiene gluten, los de Carmencita la mayoría son aptos. Los mayores problemas vienen con: la pimienta molida, el colorante para paella y el curry (casi ninguno es apto). Ante la duda, no usar. El azafrán para la paella, en hebras, sin problemas.
- Cualquier alimento procesado: como salsas, yogures "especiales", quesos "especiales", foiegras, helados... fijarse en la etiqueta.

Contaminación cruzada, trazas:

La pesadilla del celíaco. Cualquier cosa que haya tocado algo con gluten, queda contaminada, y no la podemos comer. Así:

- Migas: mucho cuidado con las migas y la harinilla del pan. Corta el pan en una zona separada de donde estés preparando la comida para el celíaco. Intenta no usar cesto para el pan, que las migas caen por los agujerillos. No pases el pan por encima del plato del celíaco, o de la comida en general. Y no hagas barquitos en la salsa de la fuente. Cada uno en su plato. Tampoco pongas el pan del celíaco en la misma fuente que el resto del pan.

Muy bonito, pero saltan las migas por todas partes
- Aceite usado: para freír alimentos sin gluten, el aceite debe estar limpio, o haberse usado sólo para freír alimentos sin gluten. Por ejemplo, si en la freidora sólo fríes patatas, puedes freír las patatas de un celíaco, o cualquier otra cosas sin gluten.
-Instrumentos de cocina: Todo instrumento que uses para cocinar, que esté bien limpio. Las cucharas que utilices para remover comida con gluten, no las uses después para remover comida sin gluten, porque se contamina. Y mejor no usar cucharas de madera para remover, que son porosas. Si cocinas con gluten y sin gluten a la vez, tapa todo bien para evitar salpicaduras. Mejor si cocinas primero lo "sin" y luego lo "con", o mejor aún, ese día, todo sin gluten.

Productos especiales sin gluten:

Mejor no molestarse en comprarlos. Los productos sin gluten varían muchísimo en calidad, desde "bastante bueno, da el pego", hasta "totalmente incomible". Puedes preguntar a tu invitado qué marca prefiere, pero es más fácil evitarlos por completo. Si de todas maneras quieres preparar algo especial, otros consejos:

- Pan: Tuéstalo siempre, en el horno bien limpio, y no en la tostadora, que se contaminaría. Pregunta a tu invitado qué marca prefiere, o mejor, que lo traiga de su casa (que está acostumbrado, y llevará el que más le guste).

- Pasta: Mucho cuidado con el punto de cocción. Suele pasar de crujir a ser una plasta en menos de un minuto. Y se pega muchísimo más que la pasta normal. Mejor la pasta de maíz (amarilla) que la de arroz (blanca).

- Rebozados y pan rallado: ahora venden pan rallado sin gluten en muchas grandes superficies. Si no encuentras, puedes rebozar con otras cosas. Por ejemplo, para el pescado, el rebozado típico con harina, se hace perfectamente con maizena, que si la mezclas con harina de garbanzos, ya será éxito total. Para los rebozados con pan rallado, lo puedes sustituir por copos de puré de patata o harina de almendras (o mezcla).

Muy rica, y te saca de un apuro
-Precocinados: En la sección de congelados de cualquier gran supermercado puedes encontrar productos sin gluten, de Schar o DS, normalmente. En mercadona hay unas pizzas buenísimas. No será lo más sano, pero para una prisa o una cena delante de una peli o partidito, van de fábula.

- Besamel: la de las croquetas es algo más complicada (por la textura) pero para una salsita, la puedes hacer perfectamente con maizena: calientas en un cazo leche con mantequilla y sal, y disuelves en un vaso con un poco de leche fría la maizena. Cuando la leche del cazo esté caliente, echa por encima la maizena disuelta, y remueve. Perfecta y sin un grumo. Pon un poco de pimienta o nuez moscada, para dar un sabor más rico (la maizena es un poco insípida).

El postre:

Es lo más complicado, normalmente. Pero fruta podemos comer sin ningún tipo de problemas. Los lácteos normales, también. Los yogures "especiales", natillas, flanes y otros postres lácteos, mejor mirar la etiqueta, igual que con los helados. Si no pone "sin gluten", mejor no comprarlos.

Si quieres sorprender con algo casero, los bizcochos suelen salir muy bien. Puedes buscar alguna receta por internet, y suelen salir. Si no, casi cualquier bizcocho "normal" de tu gusto sale si cambias la harina de trigo por maizena + harina de arroz (30% maizena, 70% harina de arroz) o por el preparado "Mix Dolci" de Schar. Si te dan susto las harinas raras, prueba a hacer la tarta de santiago, que no lleva harina y queda fenomenal.

Es sin gluten, y mira qué pinta
Bebidas:

Todo el vino es apto, los refrescos también. Cerveza no podemos tomar (a no ser que sea especial sin gluten, como la Ámbar), pero "café, copa y puro" sin problemas.


Espero haber ayudado un poquito. Si tenéis alguna duda, preguntad a vuestro familiar y/o amigo. Estamos totalmente acostumbrados a repasar ingredientes, verificar marcas, y ayudar en la cocina. Somos los reyes del tupper.

También puedes pasarte por el grupo de Facebook de las "500.000 recetas para celíacos". Encontrarás montones de recetas y consejos, y un montón de gente simpatiquísima que estará encantada de resolverte todas tus dudas.

Mesa decorada por Elisabeth Blumen

Lo que sea, pero ¡invitadnos a comer!


Teresa Marías www.psicologiaveterinaria.es

12 comentarios:

  1. Genial!

    El problema es que a veces les da taaaanta pereza que o lo hacen mal o ya se acostumbran que lo traigas tu de casa...

    A ver si más gente se anima a cocinarnos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, a veces les da pereza, pero yo creo que por puro miedo de meter la pata. A ver si así pierden el miedo!

      Eliminar
  2. Gran post!!! Yo nunca he tenido a mi mesa a un celíaco, pero si lo tuviera tendría que consultar este post para saberlo, aunque una paella siempre es bienvenida!!!

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier cosita, si los celíacos somos la mar de agradecidos!
      Un beso!

      Eliminar
  3. Hace unos meses tuve una invitada celíaca en casa y me volví loca para pensar las comidas, jajajaja! (igual te acuerdas porque lo comenté en el blog). Tomo nota mental de este post por si me vuelve a ocurrir!
    Many thanks!
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas de nadas, de eso se trata!
      Además, esto es por purito propio interés, que le pienso pasar una copia a mi familia, pero ¡ya mismo!

      Eliminar
  4. Éste enlázalo por ahí arriba bien visible. Mi madre y mi hermana se atreven con mas cositas como Ensaladilla rusa, estofados.. de postre flanes.. ¡¡las tengo bien enseñadas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi madre me cocina todas las semanas, es una santa. Aunque de vez en cuando mete algo la pata, pero es normal. Se lo voy a imprimir y a colgar en la nevera. Por cierto, que hace unas natillas de maizena con frutas gratinadas que tengo que subir al blog en cuanto consiga hacerles una foto antes de zampármelas.

      Eliminar
  5. Yo os invito!! y luego lo cuentas... jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando quieras, guapa. Y luego lo cuento fijo.

      Eliminar

Me gusta saber que estás ahí