domingo, 1 de abril de 2012

Cupcakes de vainilla y chocolate sin gluten, sin lactosa, sin huevo, sin azúcar...


Esta semana ha sido un poco caótica, y por eso no he podido escribir en el blog. He comenzado la parte observacional-experimental de la tesis, lo que me lleva más horas fuera de casa (haciendo lo que más me gusta hacer, eso sí, MIRAR BICHOS). Y Pollito lleva como diez días durmiendo fatal, despertándose de tres a cuatro veces por noche. Vamos, que el poco tiempo libre que tengo... como para ponerme a escribir.

Eso sí, el ratito libre del domingo (que me ha cedido amablemente Guardabosques), lo he aprovechado para unirme a la Cupcakequedada de nuestro ya famoso grupo de facebook "500.000 recetas para celíacos", estáis invitados a uniros, por supuesto.

La receta de hoy es del libro "Babycakes", ya os he puesto alguna otra receta. Tienen un montón de recetas sin gluten, veganas y casi sin azúcar, y lo más alucinante es que salen a la primera, y ¡están riquísimas!

Esta receta es sin lácteos, sin gluten, sin huevo y sin azúcar... vamos, es alucinante que salga así de bien.
Os pongo primero la receta del frosting de chocolate, que hay que dejarlo en la nevera 6 horas antes de usarlo, y así os acordáis (no como yo...).


Frosting de chocolate:

3/4 taza (175ml) de leche de soja, sin lactosa, o sin problemas (vamos, normal)
1/4 taza (30gr) de leche de soja (o de la normal) en polvo
1/8 taza (15gr) de cacao puro en polvo (Valor es apto)
1/2 tablespoon (unos 10 gr) harina de coco. Yo no tenía, y tuve que poner unos 40gr de harina de arroz
1/8 taza (30 ml) jarabe de ágave (en herbolarios lo venden)
1/2 tablespoon (10 gr) de esencia de vainilla, o azúcar avainillado
1/8 taza (80gr) aceite de coco (también en herbolarios)
1 tablespoon (10ml) de zumo de limón
1 cucharadita de goma xantana (no viene en la receta, pero yo lo puse para que ligara más)

Echar todos los ingredientes menos el aceite de coco y el zumo de limón en la termomix, batidora o similar. Mezclar todo bien. Con la batidora en marcha, ir echando el aceite y el zumo de limón, alternándolos y en varias veces, para ligue bien. Tiene que quedar como una mayonesa.

Sacar, poner en un tupper, y a la nevera, mínimo 6 horas.
Yo tuve que usarla antes, y no estaba bien dura, así que le fui echando un poquito más de harina de arroz y la cucharadita de goma xantana, hasta que quedó una textura buena. La metes en una manga pastelera (o, como en mi caso, una bolsa zip-lock con una esquina cortada en cruz) y ¡a decorar!

Cupcakes de limón y vainilla




Con estas cantidades, salen unos 12. La receta original es para 24, así que la dividí por la mitad. Con este cerebro oruga que tengo últimamente, calculé la mitad de todo, menos la de agua, que la eché entera. Menos mal que me dí cuenta. Total, que acabé haciendo 24. Pero menos mal, porque los he llevado a casa de mis tíos, y he vuelto con sólo 4...

Para 12 cupcakes
1 taza (130gr) harina de garbanzos (la haces en la trituradora, o la compras en Foody)
1/2 taza (70gr) almidón de maíz Maizena (en el original es almidón de patata)
1/4 taza (40gr) almidón de mandioca Yoki (en el original es arrurruz) en locutorios latinos, o en Foody
1 teaspoon (7gr) de levadura de repostería
1/4 teaspoon (2-3gr) bicarbonato (o del sobre morado de gasificantes del Mercadona)
1 teaspoon (7gr) de sal
1/2 teaspoon (5gr) goma xantana
1/3 taza (75ml) aceite de oliva (en el original es de coco)
2/3 taza (150ml) de jarabe de ágave
1/3 taza (75ml) de compota de manzana (o potito de puré de manzana)
1+1/2 tablespoon (30gr) esencia de vainilla o azúcar avainillado
1 corteza de limón rayada, o unas gotas de esencia de limón
1/2 taza (125ml) de agua caliente

Poner todos los ingredientes, menos el agua, en la termomix o en una batidora. O en un bol, primero los secos y luego los húmedos. Batir hasta que quede una mezcla homogénea. Incorporar el agua caliente, poco a poco, hasta que se integre bien.

Colocar los papelitos de magdalena en un molde rígido, o en moldecitos de silicona, o poner tres o cuatro papeles por magdalena, para que quede más duro, y suba mejor la masa. Precalentar el horno a 180ºC, echar la masa en los moldes y hornear durante 22-26 minutos, depende del horno. Quedan doraditas y blanditas al tacto. Dejar unos minutos con la puerta del horno entreabierta, y sacar.

Dejar enfriar, y ¡A decorar! Que es muy divertido.

Quedan riquísimas, blanditas y de sabor estupendo. Mi cuñado está de diagnósticos últimamente, lleva ya más de un año con dieta sin gluten, y ahora le han quitado también todos los lácteos, y el azúcar. Cuando ha visto las magdalenas, se ha emocionado. Y se ha ido para casa con varias bajo el brazo.
Así da gusto cocinar.


Teresa Marías www.psicologiaveterinaria.es

14 comentarios:

  1. Sencillamente IMPRESIONANTE!¿ Cómo puede ser que con tantos "sin" queden así? A mi (si yo fuera tu cuñado) se me habría caído la lagrimita seguro.
    Una receta para conservar, sin duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, esta la voy a hacer más veces, aunque en el libro hay unos de red velvet que... ya estoy tardando...

      Eliminar
  2. Que maravilla, desde luego tiene un mérito excepcional.

    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y están muy ricos, merecen la pena, y son casi "light", por si te pillan a dieta

      Eliminar
  3. Cuando he visto el título del post, pensaba..."¿y qué narices le habrá echado al mejunje?", pero veo que hay mil ingredientes alternativos a los de toda la vida. Qué bien que le hayas alegrado la existencia a tu cuñado! Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, y eso que modifiqué bastante la receta, que en la original tenían ingredientes todavía más raros... es que cuando no puedes usar gluten te acostumbras a los ingredientes rarunos

      Eliminar
  4. ¡¡Toma yaaa!!.. Chica no parecen sin.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y cuando te las comes, tampoco. Son como de milagro

      Eliminar
  5. Pues seran de los sin, y muy lights, pero tienen una pinta deliciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy ricos, sí señora, casi no se nota lo sanos que son

      Eliminar
  6. Que pinta más rica!! tengo pendiente ese libro, a ver si me pongo..que ando con muy poco tiempo y lo compro!! Ya veo que tu no andas precisamente sobraada :(.
    La harina de coco, le tengo ganas..pero menudos precios..

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómpratelo, que vas a flipar, merece la pena totalmente. Eso sí, creo que en español no está, está en inglés en amazon...
      Yo al final no le puse harina de coco, le puse harina de arroz+goma xantana. El coco no me acaba de gustar, me daba miedo que le diera demasiado sabor, y con lo que cuesta...

      Eliminar
    2. Bueno, tendrá que ser en inglés!! me da un poco de pereza jaja.. Es que en Francés me cuesta menos, pero en inglés.. Pues a mi el coco me encanta, y menos mal.. porque tomo aceite de coco, manteca de coco, leche de coco jaja. Es muy bueno, para muy bueno para lo mío.. Por cierto, te contesté a lo del tajine, que lo vendemos en la tienda.. que no sé donde lo podrías conseguir, si vivieras en Barcelona, sería tan fácil!!

      Bss

      Eliminar
    3. lo bueno es que los ingredientes son todos muy parecidos y las recetas tienen palabras similares, una vez traduces una, las demás son más fáciles!!
      Y lo del tajine, ya sé por donde tengo que pasar cuando vaya a Barcelona!

      Eliminar

Me gusta saber que estás ahí