domingo, 28 de octubre de 2012

Lo que cunde una hora de más

En qué estaría pensando, qué peligro 
 "Así tenemos una hora de más para dormir", era lo que pensábamos antes, cada vez que tocaba cambio de hora.

Ja. Dormir, que ilusos, pero ¿qué es eso?

Para que os hagáis a la idea, os cuento todo lo que hemos hecho hoy. Porque cuando madrugas en domingo la cosa cunde, pero lo de hoy...

6:00: el reloj interno de Pollito dice que son las 7, y que toca levantarse. La oímos ir al baño con su linterna y trastear. Guardabosques se levanta, le dice que es de noche y que puede elegir entre volver a dormir en su cama o en la nuestra. Pollito dice que en la suya. Menos mal que esta noche ha dormido sin despertarse que si no...

6:10: Pollito enciende la luz de su habitación. Grita que quiere ir a la cama con papá y mamá. Para dentro.

6:40: Hartos de que nos trepen y nos cuenten cositas al oído (que sí, que muy mona...) la mandamos a jugar al salón. Y que se lleve a Tosca con ella. Y que se ponga los cereales, si quiere.

7:10: "Quiero un colacao"... (en mi casa se sigue llamando colacao al nesquik, aunque hace ya más de veinte años que hice el cambio, y ahora claro, colacao no entra en casa). Guardabosques, que es un sol, se levanta,  le prepara un vaso de leche y se vuelve para la cama a remolonear conmigo un rato. Aprovecha y le pone a Dora en la tele.


7:40: "¡Esto ya no me gusta!". Dora se ha acabado. Pues habrá que levantarse... Desayunamos, compartimos tostadas y nos hacemos unos mimos. Nos duchamos, nos vestimos y Guardabosques se afeita (¡Aleluya!) porque vamos a comer con la Abuela (su madre).

8:30: Mensaje de móvil. La Abuela se encuentra mal, hoy no sale a ningún sitio y  prefiere no tener visitas. Ale, a cambiar de plan. Jugamos un rato y yo busco una receta de pan para hacer. Decido probar uno de los "panes bauleros", a ver qué tal me sale. Ya que estoy, me apunto la receta de los gofres, a ver si tengo un rato.

10:00: Ya estamos cansados, y ¡sólo son las 10! Guardabosques decide llevarse a Pollito al parque, aprovechando el buen día que hace. Yo tengo una pila de ropa de la niña, recién heredada, para ver qué le sirve, ponerle el nombre, coserle cintitas... esas cosas de ama de casa que odio a muerte. Ordeno la ropa, separo invierno y verano. Preparo la masa para el pan, y la dejo en la amasadora. Pongo una lavadora. Marco toda la ropa a la que no hay que poner cintita, y al armario. Me saco de la manga una receta "impostora" de merluza en salsa verde, con unas patatas, una lata de alcachofas, una de cebolla frita, un chorro de jerez, una lata de berberechos y la merluza que (menos mal) ayer no nos cenamos.

12:30: Vuelven del parque, cansados y hambrientos. Le doy una palicilla a la masa, y dejo el pan levando. Comemos. Le pongo un Pepa a Pollito, para "ver si hace sueño" antes de la siesta. Ja. Se empeña en dormirse la siesta en el salón (no se lo cree ni ella).

14:00: Guardabosques se harta, y se la lleva a nuestro cuarto a ver si se duerme. Yo me siento en el sofá, con la idea de coser unas cintitas y dormir un poco. Aprovecho para ponerme un capítulo de Anatomía de Grey, en inglés y con subtítulos, que me acabo de bajar (con un par). Horneo el pan.


15:30: Pollito se levanta. Yo me he visto dos capítulos, pero todavía me quedan algunos jerséis. Es que coser mientras lees subtítulos es algo complicado. Madre multitarea, es lo que soy. Termino de coser las cintitas y recojo todos los restos de hilos que la niña se ha encargado de repartir por el salón. Tiro el pan, tipo piedra. Ya no me cabe en el congelador más pan rallado.

16:00: Guardabosques se levanta. Merendamos. Tendemos la lavadora. ¿Qué hacemos el resto de la tarde? Pollito necesita calcetines... Ala, al centro comercial.

17:00: 20km más lejos, compramos calcetines, leotardos y un pijama. Escuchamos un rato a una cuentacuentos (malísima, por cierto) y le compramos a Pollito un par de libros nuevos, porque a dos diarios, tenemos los de casa descuadernados, y ya no nos hace falta leerlos, que nos los sabemos de memoria. Preciosos, por cierto, los libros nuevos. Y a merendar al McDonald's. Parecerá mentira, pero de todo el centro comercial, es el que más confianza nos da en el tema sin gluten/sin leche. Hamburguesa con pan sin gluten para mí, McNuggets para Guardabosques, HappyMeal para Pollito.

20:00: Llegamos a casa. Nesquik, baño y a la cama. Preparo la ropa para mañana. Leemos los cuentos nuevos, doy los besos, canto las nanas y...

21:00: Parece que Pollito se ha dormido. Mañana nos toca madrugar, que a las 8:30 tenemos que estar en La Paz  para sacarle sangre a la niña, para el Endocrino. Pereza...


21:10: Escribo la entrada del blog. Hoy os quedáis sin fotos, que de eso sí que no me ha dado tiempo, y eso que tengo unas de este verano, de la playita, pendientes de colgar. Para la próxima "hora libre" tendrá que ser... Bueno, vale, os las pongo, que son muy bonitas, y como que apetece a estas alturas acordarse de las vacaciones.

21:30: He pasado las fotos por el GIMP, retocado y todo. Están hechas con el iPhone de mi padre, por eso la calidad tan rara. Me voy a tumbadazar al sofá. ¡Buenas noches!

Y a vosotros, ¿os ha cundido el día?


Teresa Marías www.psicologiaveterinaria.es

12 comentarios:

  1. Jajajajaja, a nosotros nos cunden siempre los días y es que de forma natural los fines de semana siempre se despiertan a las 7, aunque a diario lo hagan a las 7:30. El sábado los acostamos a las 23:30 y mi Pequeñín estaba levantado a las 7 hora cambiada, así que yo estaba hecha polvo. En fin, es lo que hay.

    Voy a arreglarme e irme a trabajar que yo como siempre sobre las 5:30 de la mañana ya estoy despierta.

    Besitos y buen día!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay madre, a las 5:30 ¿están las calles?
      Si me tengo que levantar a esa hora me da algo. Aunque hoy a esa hora en realidad estaba despierta, Pollito decía algo de que no quería el pijama naranja (y no tiene ninguno naranja...).
      ¡Un buen día para tí también!

      Eliminar
  2. Vaya si te ha cundido!!!! Jajaja!
    Nosotros somos de mucho dormir, y a Peque se le ha enganchado ;) Sí, podemos hacer el remolón en la cama hasta las diez, jejeje...
    Besos!
    PS: Y muy chulas las fotos.
    PPS: Y la merluza tenía que estar de muerte! Ñam!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero qué envidia que me das, no te lo puedes imaginar... yo también soy dormilona, pero nada, he tenido que "curarme".
      PS: me quiero volver al verano
      PS2: estaba riquísima, y te crees que comes "sano"

      Eliminar
  3. Ufff, sólo de leerlo ya me he cansado, jeje. Por suerte para nosotros el domingo no fue tan duro. Incluso hubo una siesta de 2h y algo más después de comer :))) Madre mía, hacía tanto tiempo que eso no pasaba que casi ni me lo creo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, ¡yo quiero una de ésas!
      Algún día, supongo...

      Eliminar
  4. "Mestas estrasandoooo" jajajaj. Gracias a que tengo a mi niña de diez años que prepara el desayuno a su hermano de cuatro, a si que los fines de semana puedo hacerme la remolona hasta las nueve o nueve y media . Ya sabes te tocara esperar unos seis años hasta que pollito prepare el desayuno a su herman@ jejejeje
    Nos vemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pues ya queda menos...
      La verdad es que de eso no nos podemos quejar, ella saca sus cereales y se los va comiendo, o unas galletas. Pero claro, el nesquik como que todavía que no. Aunque danos otro par de meses así, y lo mismo nos hace ella el café a nosotros y todo.

      Eliminar
  5. Hay pobreeeee..... Frase mas repetida en mi casa... ¿esa niña nunca duerme?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pueeeeesssss.... no mucho, no. Yo tampoco lo entiendo, yo soy un marmolillo. Espero que la siguiente salga más dormilona. Y si no, bueno, pues por lo menos tendrá una hermana mayor que le ponga el desayuno, como la de Juani.

      Eliminar
  6. Uf!!! Lo que da de si una hora mas..... Que estresss, jajajaja

    Que tal te salió el pan baulero?

    Supongo que poco a poco se irá haciendo la peque al nuevo horario... En un principio pensé que las fotos eran del domingo, con el frío que hemos pasado el resto del continente, me preguntaba... En que paraíso viven mis etólogos!!! (nada, que son del veranillo.... Ains, con lo que me gusta el verano!!!)

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá hiciera ese día, y en Madrid hubiera playa...
      El pan baulero un desastre. Llevo dos a pan rallado. Es lo que tiene. Si es que el pan se me da fatal. Todavía el de molde... va saliendo, pero el normal, nada, como piedra.

      Eliminar

Me gusta saber que estás ahí