domingo, 17 de noviembre de 2013

Risotto de setas (níscalos) y calabaza

Risotto de setas y calabaza
Como lo prometido es deuda, aquí os pongo la receta de risotto de setas. He tenido unas semanas muy intensas,  pero no quería dejar pasar más tiempo antes de colgar esta receta, porque ¡se acaba la temporada! Claro que, también la podéis hacer fuera de temporada, con setas de bote, congeladas o deshidratadas (pero no es lo mismo que cuando Guardabosques las trae fresquitas y con olor a campo...)

Níscalos cortesía de Guardabosques
A ver si la semana que viene recupero el ritmo del blog, que he estado dando unas clases en la facultad de Psicología, a unos alumnos de Practicum, y no daba ya para más. La gente me pregunta que cómo saco tiempo para cocinar. Pues es que ¡si no cocino no como!

Y ya que tengo que cocinar... pues que quede rico. Este risotto es muy fácil, no lleva mucho tiempo, y queda de impresionar.

Ingredientes (un poco a ojo, que yo el salado no lo peso)

300 gr de setas (yo tenía 200 de níscalos y 100 de champis)
200 gr de calabaza
1 cebolla
1 diente de ajo picadito
2 tacitas de arroz (en teoría arbóreo, pero yo usé del bomba del mercadona y quedó riquísimo)
1 vaso de vino blanco
Caldo de pollo o carne o cocido (yo tenía uno hecho, pero puede ser de brick). A mí me chupó algo más de medio litro
aceite y mantequilla (yo margarina)
queso parmesano rallado o foie
tomillo seco, sal y pimienta

En una olla profunda, y a ser posible de hierro fundido, poner a pochar la cebolla con aceite y una cucharada de mantequilla. Despacito, que vaya caramelizando.
Cuando esté empezando a transparentar, añades el ajo picadito y la calabaza en cuadraditos, y lo dejas caramelizar todo junto.

Los níscalos doraditos, con mi cocotte
turquesa de lecreuset: la adoro
Mientras tanto, rehogas las setas con un poquito de aceite, que se tuesten ligeramente, y en un cacharro aparte pones el caldo a hervir con un par de setas (las más feas, o un par de champis) dentro.

La cebolla y la calabaza pochaditas
Una vez tienes la cebolla y la calabaza blanditas y doraditas, echas el arroz y lo dejas nacarar. Que se ponga transparente y brillante.

Arroz nacarado
Entonces echas el vaso de vino blanco, rascas bien el fondo para que se levante todo lo que se ha podido quedar pegado y te pones un reloj con 18 minutos. Remueves bien, y lo dejas tranquilo hasta que se haya absorbido casi todo el vino.

Cuando veas que se está quedando muy espeso, le echas un cucharón de caldo, y remueves. Lo dejas tranquilo hasta que veas que está demasiado espeso, añades otro cucharón, remueves.... etc., etc. repetir y repetir.

Cuando el arroz lleve 10 minutos cociendo, añades las setas. Y sigues con el mismo proceso. Verás que el arroz va espesando la salsita. Aquí también añade el tomillo, la pimienta, y lo pruebas a ver qué tal de sal (ten en cuenta que luego añades el queso, que es salado).

Cuando lleve 18 minutos, pruebas el arroz y decides según lo entero que esté si le echas o no la última cucharada de caldo. El arroz tiene que quedar cremoso, que si lo echas al plato desparrame, no tipo engrudo.

Luego le pones otra cucharada de mantequilla o margarina y el queso rallado si puedes (yo me lo eché en mi plato). Me han dicho que si en vez de queso le pones foie en trocitos pequeños, también queda fenomenal.

Tapas la olla y lo dejas reposar 2-5 minutos, hasta que el arroz esté en el punto que os guste.

Así de cremoso queda
Mmmmhhhh... os va a encantar!



Teresa Marías www.psicologiaveterinaria.es

10 comentarios:

  1. Guauuuuu!!.. Viste que ayer te cité en mi blog ¿verdad?.. Que hice mis deberes y aprendí de tí!!!!
    Mi próxima receta un risotto.. jaja.. La calabaza no se me había ocurrido incluírla y tiene que darle un toque muy exótico ¿verdad?
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síii, intenté comentarte desde el móvil pero me fue IMPOSIBLE.
      La calabaza le da un puntito dulce super rico, prueba. Un beso!

      Eliminar
  2. No como de hace días recién cogidos qué envidia!

    (por cierto hay un sorteíto en mi blog, no son moldes pero igual te gusta jajaja).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues cómpralos! ahora están bien de precio, como pesan tan poco, con 300 gr tienes de sobra para cualquier receta, cunden mucho. Me paso a ver el sorteo. Un beso!

      Eliminar
  3. Mira que tengo calabazas!!! Esta receta no se me había ocurrido. Habrá que probar.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba, prueba, ya verás qué rico. Un beso!

      Eliminar
  4. Estoy como los perros de Pavlov nena, jajajajaja!
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ;),,,,
      Calla, que vengo de clickear a Marco, y ése sí que babea...

      Eliminar
  5. Mmmm que buena pinta! Yo aunque suelo cocinar risotto no le cojo el punto, tu lo explicas de manera fácil, así que puede que lo intente por última vez. Mientras aprendo, como no puedo dejar de comerlo, me iré pasando por Ginos, que además ahora tienen 2x1!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿El ginos tiene risotto sin gluten?
      Tendré que ir a probar...

      Eliminar

Me gusta saber que estás ahí